Reflexología Podal

La Reflexoterapia Podal relaja la tensión muscular. Durante el tratamiento, se estimulan todas la partes del pie para relajar los músculos y favorecer la circulación en todas las partes del cuerpo. El efecto conseguido es un profundo estado de relajación.

De acuerdo con los principios holísticos, la Reflexoterapia Podal tiene en cuenta la correlación entre cuerpo, mente y espíritu, todo lo que nos ocurre afecta a todos los niveles de nuestro ser, nos percatemos de ello o no. Si usted se siente tenso o estresado, su cuerpo experimentará un efecto perjudicial, ya que sus músculos permanecerán tensos y tirantes, obstruyendo la circulación, los nervios y obstaculizando su funcionamiento. Del mismo modo, si se sufre un percance físico, sus sentimientos se verán afectados por el dolor experimentado, por las circunstancias del accidente y por el efecto posterior sobre su persona. Aunque la Reflexoterapia Podal actúa principalmente sobre los pies, el tratamiento afecta a la totalidad del cuerpo, tanto por dentro como por fuera. Ello se consigue trabajando sobre los reflejos de los órganos internos y de las glándulas, así como los de la superficie del cuerpo. Al parecer, se puede obtener un efecto mucho más duradero actuando sobre los reflejos que tratando directamente la parte del cuerpo correspondiente.

La Reflexoterapia Podal emplea, tanto el masaje como la estimulación específica de los puntos reflejos para alcanzar un alivio duradero del dolor. Los efectos beneficiosos a la largo plazo son el resultado de una acción sobre los reflejos del área dolorida. Ello se debe a que, a través de los reflejos, se estimula el organismo desde el interior, en vez de ejercitar y aliviar los músculos desde el exterior, como ocurre con el masaje. La estimulación del reflejo en una zona afectada contribuirá a su autocuración.

Información y cita previa
Imparte: Mar Verdasco
Teléfono: 649 348 527
Emailmar.verdasco@gmail.com

Anuncios