¿Puede ayudarte la Kinesiología?

“SALUD ES LA CAPACIDAD DE ADAPTARNOS A LOS CAMBIOS”

La Kinesiología es un sistema que utiliza el test muscular para evaluar los desequilibrios y facilitar la autorregulación de la persona a través de las técnicas aplicadas.

Con la Kinesiología se activa la energía vital, que actúa liberando los bloqueos y mejorando la salud  física o estructural, mental-emocional y energética. En una sesión de Kinesiología se encuentra el orden en que el organismo quiere que le ayudes a regularse y la técnica más adecuada para ello.

Algunas técnicas y aplicaciones de la Kinesiología:

  • Masaje reflejo para activar el sistema linfático y fortalecer los músculos débiles o drenar los órganos internos.
  • Problemas de espalda, cervicales, lumbalgia, ciática, contracturas,  pinzamientos, ayuda a hernias discales, equilibrio muscular.
  • Estrés, agotamiento, ansiedad, nerviosismo, depresión, fobias, adicciones, dificultad de concentración.
  • Problemas digestivos, tendencia a hernia de hiato, candidiasis, hipoglucemia e hiperglucemia. Test para evaluar la necesidad de vitaminas, minerales, oligoelementos, flora intestinal, alergias alimentarias …
  • Analgesia del dolor.
  • Regulación de meridianos de acupuntura, chakras, campo electromagnético, ionización e integración de hemisferios cerebrales.
  • Corrección de la visión: miopía, hipermetropía.

“La actitud ante la vida es la clave para enfermar o sanar”

Las flores de Bach y otros elixires florales nos ayudan  a equilibrar las emociones; así conseguimos vivir de manera más plena las diferentes circunstancias que nos trae la vida para que aprendamos. Este aprendizaje nos acerca más a nuestra verdadera naturaleza, y por tanto, a la dicha que todos buscamos.

En resumen, la Kinesiología dispone de innumerables herramientas para favorecer que cada persona ponga en marcha sus propios recursos en su camino hacia la salud a todos los niveles.

Anuncios